Amigos: día y noche.

Recientemente me mandaron este corto de animación de Pixar, factoría Disney, el cual encontré simpático y muy gráfico.

Se trata de el encuentro de dos personajes polares, uno es el día y el otro la noche.

Al principio se miran con recelo, con desconfianza sin llegar a comprender lo que cada uno alberga de distinto en sí mismo. Se enfrentan y se pelean. Se desprecian.

Pero algo les motiva a mirarse de otro modo, a acercar posturas y a apreciar las diferencias. Cada cual sigue siendo distinto al otro, pero esa diferencia ya no entraña conflicto sino riqueza: uno aporta la oscuridad, el otro la luz, uno la luna y el otro el sol….

Qué bonito sería poder aprender a convivir con aquello que nos di-ferencia.

 

Anuncios